20 de noviembre de 2017
 
 

Styb

El bolí­grafo es indispensable en nuestra vida. El padre de Eduardo Sánchez comenzó reparando estilográficas en un taller en Albacete. El hijo aunó el dominio de esos mecanismos de precisión con sus conocimientos en el mundo del plástico y apostó por la variedad en los productos de escritura. STYB, creada en 1948, se ha convertido en una empresa puntera en tecnologí­a que fabrica desde la tinta hasta los mecanismos que regulan su salida y cuenta con un nivel de exportación muy alto en más de cien paí­ses de los cinco continentes

 

0 comentarios

Puedes ser el primero en comentar algo sobre este vídeo

Deja tu comentario